Las bondades del vino tinto

Las bondades del vino tinto

De acuerdo con un reciente estudio realizado por un equipo de la Universidad de Alberta (Canadá), el vino tinto es rico en un componente llamado resveratrol, el cual podría aumentar la frecuencia cardiaca y el rendimiento muscular. Según esta investigación, el consumo de una copa de vino tinto al día podría tener los mismos efectos en el cuerpo que realizar una hora de ejercicios que te hagan sudar.

Los científicos descubrieron que una buena dosis del componente resveratrol mejora el rendimiento físico, la función cardíaca y la fuerza muscular, por lo que una copa de vino tinto al día podría llegar a equivaler a una hora de ejercicio. Por supuesto, el consumo de vino tinto o resveratrol combinado con otros alimentos como algunas frutas y nueces, también incrementa el rendimiento de aquellas personas que realizan ejercicio con frecuencia, dando un “plus” en los resultados.

Con este descubrimiento los investigadores empezarán a experimentar los efectos del resveratrol en personas diabéticas con problemas del corazón, para determinar si puede contribuir a su mejora cardíaca.

Pero además de este beneficio, el vino reduce el riesgo de sufrir enfermedades coronarias  y accidentes cerebro-vasculares isquémicos (obstrucción de una arteria del cerebro), así como aterosclerosis (endurecimiento de las arterias).

Por sus contenidos de antioxidantes también ayuda a combatir el colesterol malo y estimula el colesterol bueno. Ayuda a fortalecer el sistema inmunológico haciéndonos más fuertes contra las infecciones o alergias. Sus altos contenidos de vitaminas y antioxidantes lo convierten en un alimento muy saludable para la piel. Su consumo diario puede ayudar a prevenir apariciones tempranas de signos del envejecimiento. Tiene un efecto anti-coagulante en el organismo que mejora la circulación en la sangre y disminuye las inflamaciones. Es una fuente significativa de minerales y oligoelementos como: magnesio, cinc, litio, calcio, hierro y potasio.

Reduce el riesgo de la formación de cálculos renales y también es útil para combatir infecciones urinarias.

El vino tinto también podría ayudar a las personas con alzhéimer y en riesgo de sufrir esta enfermedad. Esto se debe a sus contenidos de antioxidantes, que luchan contra el envejecimiento y combaten esta enfermedad. Además, reduce el riesgo de sufrir hipertensión arterial y diabetes y mejora la salud dental gracias a los antioxidantes naturales que contiene, capaces de desacelerar el crecimiento de la flora bacteriana que se aloja en los dientes y encías.

El consumo diario de vino tinto también podría tener una acción anti-cancerígena en el cuerpo. Varios estudios han determinado que los flavonoides que se encuentran en el vino tinto podrían ser claves en la prevención de cáncer de próstata.

Es importante beberlo con moderación y sin exceder la dosis recomendada. Lo más indicado, a nivel general, es una o máximo dos copas de vino tinto al día. Exceder su consumo puede causar serios problemas hepáticos y otros problemas en la salud.

 

Multimag Comments

We love comments
No Comments Yet! You can be first to comment this post!

Your data will be safe! Your e-mail address will not be published. Also other data will not be shared with third person. Required fields marked as *