Cooperativas de las Américas: No hay desarrollo sostenible si no es democrático

Cooperativas de las Américas: No hay desarrollo sostenible si no es democrático

Con la lectura de la Declaración Final finalizó en Montevideo (Uruguay), la IV Cumbre Cooperativa de las Américas que ratificó el compromiso del cooperativismo regional para el desarrollo de un modelo económico coherente con la profundización de la democracia y contrario a la hegemonía del capital.

Así, el texto leído por Ramón Imperial y Manuel Marino, presidente y director regional de Cooperativas de las Américas respectivamente, resume el trabajo de los más de 1.200 líderes cooperativos de veinte países del continente americano que durante cuatro días debatieron y analizaron en foros, talleres y mesas redondas la situación actual tanto a escala territorial como a nivel internacional.

La declaración final puso el eje en la creciente desigualdad que genera el capitalismo financiero global y en el protagonismo que deben asumir las empresas cooperativas para transformar ese escenario hacia un desarrollo realmente sostenible que permita la interconexión entre crecimiento económico, inclusión social y protección del medio ambiente.

“No hay desarrollo que sea efectivamente sostenible si no es también profundamente democrático, si es liderado por el capital financiero concentrador o si el motor de la economía es el afán desmedido por la ganancia de los grupos económicos más poderosos”, sostuvieron  los participantes de la IV Cumbre, al tiempo que denunciaron el preocupante proceso de concentración económica, en donde 1% de la población mundial concentra mayor riqueza que el 99% restante.

“Disputar estos procesos de concentración y alcanzar sociedades más cercanas a las aspiraciones del movimiento cooperativo internacional, en términos de bienestar para todos los habitantes del mundo, implica la disputa por las parcelas de poder que hoy concentran los grupos de capital transnacional”, se escuchó en la declaración.

Ante ello, las cooperativas son parte del desarrollo local, nacional, regional y global al proporcionar alimentación, viviendas, servicios, empleo decente, en constante innovación y adaptación y con fuerte arraigo comunitario, en consecuencia, constituyen “un modelo de vida que permite el desarrollo económico, social y ambiental de manera sostenible”.

Se espera ahora que las conclusiones de esta Cumbre sirvan como material de trabajo para vigorizar el accionar de las cooperativas frente al poder de las corporaciones, que permita estrechar relaciones colaborativas con otros actores de la economía social solidaria y que exprese la propuesta sectorial para el seguimiento de los Objetivo de Desarrollo Sostenible lanzados por Naciones Unidas.

Multimag Comments

We love comments
No Comments Yet! You can be first to comment this post!

Your data will be safe! Your e-mail address will not be published. Also other data will not be shared with third person. Required fields marked as *