La mitad de las personas recuerda eventos que nunca ocurrieron

La mitad de las personas recuerda eventos que nunca ocurrieron

Se suele ver a la memoria como un dispositivo infalible. Los recuerdos se aglutinan en ella. Algunos menos importantes o lejanos le ceden su lugar a otros más relevantes o recientes, pero siempre siguiendo una lógica de autenticidad. Sin embargo, ya se comprobó en reiteradas ocasiones que la memoria falla. Y sus errores pueden ser groseros, hasta inventar sucesos que nunca acontecieron.

Investigadores de la Universidad de Warwick, Inglaterra, se propusieron determinar en qué proporción y con qué frecuencia la memoria es proclive a inventar sus propios recuerdos. Para ello, el equipo de científicos -liderado por la doctora Kimberley Wade- convocó a unos 400 participantes para tener una muestra sólida.

A cada uno de los 400 voluntarios se les narró, una y otra vez, historia y eventos ficticios de su propia vida que, en realidad, jamás habían ocurrido. Entre los relatos falsos, aparecían anécdotas de viajes en globos aerostáticos en la infancia, bromas a profesores o el participante haciendo el ridículo en un casamiento familiar.

Los resultados, publicados en la revista Memory, sugieren que, después de la fase de “implantación de recuerdos”, alrededor del 50% de los participantes creyó hasta cierto punto que en verdad habían experimentado esos eventos.

El 30% de los participantes parecía “recordar” el evento. Es decir, aceptaron la historia narrada y elaboraron un relato propio de cómo había ocurrido, al punto de que lo describieron con imágenes nítidas. Otro 23% mostró señales de aceptación del suceso sugerido, pero no se creyó la totalidad de historia. Solo aseguraban que había acontecido.

Los hallazgos de la investigación se vuelven relevantes en diversas áreas. De acuerdo a los responsables del estudio, plantea serios interrogantes acerca de la autenticidad de los recuerdos que se utilizan en informes forenses, en las declaraciones frente a un tribunal y pueden ser una guía para posteriores tratamientos terapéuticos.

A su vez, el equipo destacó el enorme riesgo que conlleva que eventos falsos pasen a ser recordados como parte de la historia por un colectivo de personas. En ese sentido, señalaron que la desinformación que se puede ofrecer en los medios de comunicación puede modificar la percepción de la realidad y afectar el comportamiento de una sociedad.

Multimag Comments

We love comments
No Comments Yet! You can be first to comment this post!

Your data will be safe! Your e-mail address will not be published. Also other data will not be shared with third person. Required fields marked as *